Seguimiento del Paciente Post-infartado. Algunas evidencias del Euroaspire V.

Seguimiento del Paciente Post-infartado. Algunas evidencias del Euroaspire V.

Mercedes Nieto Garcia. Paciente post-infartada. Médico de Familia

Teniendo en cuenta que el objetivo del tratamiento  farmacológico y no farmacológico es  reducir el  riesgo de presentar nuevos eventos cardiovasculares, por ello es imprescindible asegurar una adecuada adherencia a los tratamientos.

En general  el tratamiento para la cardiopatía isquémica  debe incluir tanto  medidas no farmacológicas como farmacológicas. Dentro de las medidas  no farmacológicas  destacan la dieta mediterránea, la práctica de ejercicio físico, vacunación antigripal anual y anti-neumococo cada 5 años y la abstención absoluta del tabaco.

Medidas no Farmacológicas

El tabaco

Desafortunadamente, aunque bien conocidas, estas medidas no son seguidas  por un número importante  de pacientes que padecen cardiopatía isquémica, Así en el registro EUROASPIRE V, el último publicado, en el que se han incluido pacientes con cardiopatía isquémica de toda Europa, los resultados siguen siendo poco alentadores;  el 19%  de los pacientes siguen fumando,  y el 55% de los pacientes que fumaban  en el mes anterior al evento cardiovascular  persistían con dicho hábito tabáquico.

El Ejercicio y Dieta

Referente al ejercicio, que debe ser una práctica habitual, solo el 34% hacia al menos 30 minutos al día  5 veces a la semana.

Sí es interesante conocer, que en lo referente a la dieta, se había aumentado la ingesta de pescado, tras el alta hospitalaria, pero el 59 % mantenían una obesidad central.

Tratamientos Farmacológicos

En cuanto al tratamiento  farmacológico, las guías recomiendan  el empleo de antiagregantes, IECA  O ARA II, en caso de hipertensión, diabetes y /o disfunción ventricular izquierda.

Los hipolipemiantes ( fármacos utilizados para mantener el colesterol a raya) los más utilizados son las estatinas , pero en caso de no conseguir los objetivos C-LDL (colesterol malo ) inferior a  70 mg /dl  y  cuando se asocia una enfermedad  multivaso ( afectación de varias coronarias)  las nuevas  guias  apuntan a que el colesterol LDL debe de ser < inferior a 55 mg/dl. Está indicado la  asociación de otros fármacos como son la la ezetimiba y / o  los inhibidores de PCSK9, este último parece que en España es de uso hospitalario.

En lo anterior, los datos siguen siendo desalentadores solo se alcanzan estos objetivos en el 32%. Aunque también se menciona que en los últimos  años en España este porcentaje a mejorado bastante.

Nuevamente, el ESTUDIO EUROASPIRE V muestra como el control de los factores de riesgo cardiovascular debe ser francamente mejorado, la hipertensión solo es controlada por un 49% de los pacientes.

Los 2 protagonistas

Lo cierto y veraz es que existen dos protagonista: el médico y el paciente y cada uno debe asumir una parte de responsabilidad. En el argot médico   existe un concepto que se conoce como “inercia terapéutica”, que es la falta de intensificación del tratamiento cuando es necesario hacerlo y que es difícil dilucidar el por qué,  y que también por diversos motivos, el paciente no lo cumple.

Varios estudios corroboran que la falta de adherencia al tratamiento se traduce en un aumento de la morbi-mortalidad. Parece ser que la adherencia la alcanzan solo el 60% de los pacientes post-infartados.

En consecuencia es imprescindible que el médico o todo el personal sanitario implicado, y también el propio paciente, asuma su responsabilidad y se pongan en marcha todas las medidas  posibles  encaminadas a persuadir  al paciente de la necesidad de que se tomen  adecuadamente la medicación y que realicen los cambios apropiados en el estilo de vida.

En algunos Hospitales se están planteando la creación de  una consulta en la que intervenga el personal de enfermería, que parece ser que mejora el control de los factores de riesgo. Por supuesto, los pacientes que acuden a las  unidades y asociaciones de rehabilitación cardíaca tienen  mejor  control de todos sus factores de riesgo.

 Tomado  del Dr. Carlos Escobar Cervantes.

BIBLIOGRAFÍA.

Guy  de Backer, Piort Jankowski, Kornelia Kotseva,  et al .

1.Management of dislipemia in patiens with coronary heart disease:Results from the ESC-EORP

EUROASPIRE V survey en 27 countries.

Ateroesclerosis:285(2109)135-146.

2.Pedro Masquel Vida , Piort Jankowski,   Dirk de Bacquer  ,Kornelia Kotseva,on behalf of the EUROSASPIRE V collaborators.

 3.Dietary measure among patiens wich coronary hearts disease in Europe.

International Journal of Cardiology ( article  in press).

4.Carlos Escobar, manuel Anguita,Vicente Arrarte, y colaboradores.

Recomendaciones para mejorar el control lípìdico.Documento consenso de la Sociedad Española de Cardiología.Rev Esp Cardiol.2020;73(20)161-167.

5.Crlos Brotons, Nuria Soriano,Irene Moral, y colaboradores.

Ensayo aleatorizado para e valuar la eficacia de un programa integral de prevención secundaria  de las enfermedades  cardiovasculares en atención primaria :Estudio PREseAP.

Rev Esp Cardiol.2011;64(1):13-20

One thought on “Seguimiento del Paciente Post-infartado. Algunas evidencias del Euroaspire V.”

  1. Sebastian Castellar Muñoz dice:

    El éxito de una vida sana y mas en nuestro caso esta en tomarse muy en serio que disfrutamos de una segunda oportunidad y nuestra compañera de viaje a de ser la «Constancia»,para seguir una alimentación saludable. y una movilidad regular de como mínimo una hora al día caminando a buen ritmo. Por lo tanto, seamos espartanos de nuestra calidad de vida.
    Es muy importante conseguir estar en nuestro peso ideal, nuestro corazón y extremidades inferiores nos lo agradecerán ya que trabajaran de manera mas desahogada
    Muchas gracias Mercedes, por tu tiempo, consejos y por poner tus conocimientos al servicio de todos nosotros, que suerte tenerte entre nosotros.

Responder a Sebastian Castellar Muñoz Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares