Fibrilación Auricular

Fibrilación Auricular

Dr. Luis Tercedor Sánchez
Jefe del Servicio de Cardiología
Hospital Universitario Virgen de las Nieves, Granada, España


¿Qué es la fibrilación auricular?

Se trata de la arritmia cardíaca más frecuente y consiste en la aparición de latidos cardíacos irregulares y frecuentemente más rápidos de lo normal. Su frecuencia aumenta claramente con la edad y se asocia con otros factores de riesgo como la hipertensión, la diabetes, la obesidad, el consumo habitual de alcohol, etc.

Existen varios tipos de fibrilación auricular:

  • Fibrilación auricular paroxística: aquella que aparece de manera intermitente.
  • Fibrilación auricular persistente: aquella que aparece de manera continua pero se ha decidido intentar pasar a ritmo normal con alguna intervención médica (fármacos, cardioversión eléctrica o ablación).
  • Fibrilación auricular permanente: cuando la arritmia es continua y se ha decidido no tomar ninguna medida para pasar a ritmo normal.

¿Cómo se manifiesta la fibrilación auricular?

En algunos pacientes no produce síntomas o estos son muy leves y la arritmia se descubre por casualidad en un chequeo rutinario o por otra patología. Lo más habitual es que aparezcan síntomas que producen un deterioro de la calidad de vida como palpitaciones, cansancio o ahogo. Esta arritmia favorece la formación de coágulos dentro del corazón y en ocasiones la primera manifestación puede ser un ictus si el coágulo se desprende y va al cerebro o una embolia si va a cualquier otra parte del organismo.

¿Cómo se diagnostica?

La forma más habitual de diagnóstico es mediante la realización de un electrocardiograma (ECG), cuando la arritmia es intermitente a veces es necesaria la realización de otras pruebas como un Holter (ECG que se realiza durante un día completo). Cuando la arritmia se diagnostica por primera vez se debe realizar una analítica general para descartar otras patologías que favorezcan la arritmia como alteraciones del tiroides. Es aconsejable acudir al cardiólogo para realizar un ecocardiograma que descartará la presencia de otras enfermedades del corazón como la alteración de las válvulas cardíacas o problemas del músculo cardíaco.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de la fibrilación auricular va dirigido a evitar complicaciones y a reducir los síntomas. La elección de uno u otro tratamiento la realizará su médico teniendo en cuenta los deseos del paciente.

  • Tratamiento anticoagulante (Sintrom, Aldocumar, Pradaxa, Xarelto, Eliquis, Lixiana): se debe considerar en todos los pacientes pero el riesgo de formar trombos dentro del corazón no es igual para todas las personas, en función del riesgo individual habrá que considerar si es necesario o no poner un anticoagulante temporalmente o de manera indefinida. La aspirina es muy útil para otras patologías del corazón pero no sirve para evitar la formación de coágulos en esta arritmia.
  • Fármacos que controlan las pulsaciones (betabloqueantes, digoxina, ect): Se usan en la mayoría de los pacientes puesto que la arritmia frecuentemente se presenta con pulsaciones más altas de lo normal.
  • Fármacos antiarrítmicos (flecainida, propafenona, amiodarona, dronedarona): van dirigidos a terminar o a reducir los episodios de la arritmia. Se usan en casos seleccionados, no están exentos de efectos secundarios por lo que será el cardiólogo el que decida si usar uno de estos medicamentos y elegirá uno u otro cuidadosamente en función de las características del paciente.
  • Cardioversión eléctrica: cuando la arritmia no se quita sola o con medicamentos a veces es necesario dar un “chispazo eléctrico” en el corazón para volver al ritmo normal. Se hace con el paciente sedado y en régimen de hospitalización ambulatoria. Es un procedimiento eficaz y muy seguro si el paciente esta bien anticoagulado pero con frecuencia la arritmia vuelve pasado un tiempo.
  • Ablación de venas pulmonares: es una intervención que se realiza mediante catéteres a través de la ingle, es útil cuando los fármacos o la cardioversión eléctrica no han sido eficaces. La fibrilación auricular habitualmente se origina dentro de las venas pulmonares que están conectadas al corazón, la ablación va dirigida a quemar esas venas pulmonares para que la electricidad no pase de ellas al resto del corazón. Esta intervención la realizan cardiólogos especialistas en arritmias (arritmólogos). Solo se realiza en casos seleccionados, como toda intervención conlleva sus riesgos que en general son bajos aunque pueden llegar a ser graves.
  • Ablación de nodo e implante de marcapasos: se realiza también mediante un catéter a través de la ingle y consiste en quemar la “electricidad normal” del corazón, por este motivo es necesario poner un marcapasos que será el que marque el ritmo del corazón. Solo se utiliza en casos muy seleccionados cuando todo lo demás ha fallado.

One thought on “Fibrilación Auricular”

  1. Manuel Samanievgo dice:

    Unidad de referencia en toda España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares